C a r g a n d o . . .
Blog
  • Inicio
  • Blog
  • ¿Sabes qué es una instalación fotovoltaica aislada?
¿Sabes qué es una instalación fotovoltaica aislada?
Publicado el 24/11/2020

¿Sabes qué es una instalación fotovoltaica aislada?

Una instalación fotovoltaica aislada es un sistema de generación de energía para emplazamientos sin conexión a la red eléctrica, que permite proporcionar al propietario electricidad procedente de una fuente de energía renovable. 
Normalmente la energía fotovoltaica generada se almacena en baterías y es muy común contar en estas instalaciones con un generador eléctrico que recargue las baterías en caso de periodos de baja radiación, sin que ello conlleve tener que quedarse sin electricidad.
 

¿PARA QUIEN? Los sistemas fotovoltaicos autónomos (o aislada) no están pensados para las grandes ciudades o lugares que tienen una red eléctrica muy desarrollada. 
Sin embargo, son tremendamente útiles en zonas donde la conexión a la red eléctrica no es posible o no se contempla debido a los altos costes que implica la infraestructura eléctrica convencional.


¿CÓMO FUNCIONA? Las instalaciones aisladas consisten en un grupo de paneles solares que generan energía para ser almacenada. Esa energía se almacena en baterías para estar siempre disponible en los momentos de consumo, independientemente que se produzca durante el día o la noche

 

¿QUÉ ELEMENTOS TIENE? Se compone de una fuente de generación de energía (los paneles fotovoltaicos), un regulador de carga, el inversor y un sistema de almacenamiento de energía (las baterías).
•    Los paneles son los encargados de generar electricidad en corriente continua gracias a los rayos de sol.

•    El regulador es el encargado de gestionar el proceso de carga y cuidar del estado de la batería.

•    En las baterías se almacenará la energía generada por los paneles solares.

•    El inversor detecta la necesidad de consumo; toma la energía necesaria de las baterías para transformarla en corriente alterna (CA) y abastecer las necesidades energéticas.
 

VENTAJAS

•    Independencia de la red eléctrica. Te conviertes en tu propio generador de energía, sin dependencia del mercado, incluso desde lugares sin suministro

•    Protección ante las fluctuaciones del precio de la electricidad. 

•    Disponibilidad de electricidad tanto por el día como por la noche.

•    Ahorro económico.

•    Consigues un consumo energético responsable con el medio ambiente al ser una fuente de energía renovable, evitando recurrir al consumo de combustibles fósiles.
 

Galería fotográfica

¡Comparte!