C a r g a n d o . . .
Blog
Mitos sobre la fotovoltaica
Publicado el 12/11/2020

Mitos sobre la fotovoltaica

Vivimos en un mundo caracterizado por el exceso de información, ante esta abundancia de datos a veces es complicado discernir entre la verdadera información, los rumores o las falsas creencias … todo ello nos lleva muchas veces a la desinformación. 
A continuación, vamos a intentar dar luz a algunos aspectos que muchas veces se cree acerca de la fotovoltaica pero que no son ciertos:

La energía solar no está del todo desarrollada y es mejor esperar
Muchas veces se cree que la fotovoltaica es una tecnología incipiente y que por ello se debe esperar a que mejore antes de invertir en ella. Pero lo cierto es que la tecnología fotovoltaica tiene más de 50 años y actualmente existen miles de sistemas solares alrededor del mundo generando energía. La fotovoltaica se usa hoy en día en multitud de aplicaciones de todo tipo; ciencia, industria, educación, viviendas … por lo que es un sistema plenamente desarrollado. 

Los paneles solares sólo funcionan en zonas con mucha luz directa y calor
Las instalaciones ofrecerán un mayor rendimiento en jornadas de mucha radiación solar, pero son capaces de generar energía incluso cuando está completamente nublado.  Los paneles reciben energía de la radiación solar, por lo que no tienen que tener la luz directa del sol para su función, ya que un cielo nublado no detiene la radiación solar, aunque lo ideal y más productivo son días despejados. Al contrario de lo que puedas pensar, la conductividad de la energía es mejor en temperaturas bajas que en días de calor, por eso hay que saber diferenciar entre la radiación solar y la temperatura.

Los paneles no son ecológicos porque al final de su vida útil contaminan el ambiente
Los paneles solares se pueden reciclar casi al completo (85-90%) ya que los materiales con los que están fabricados (principalmente vidrio y aluminio), son fácilmente reutilizables. Otros componentes que integran el panel incluyen el silicio, cobre y una serie de polímeros.
Desde la llegada del Real Decreto 110/2015 en febrero de 2015 a nuestro país, se establece por ley la obligatoriedad de reciclar los materiales fotovoltaicos.

La instalación de una planta fotovoltaica es complicada y difícil de mantener
Lo normal es que el proceso de montaje no tome más de unos pocos días en realizarse.  Además, al estar ubicados generalmente sobre cubiertas de casas, naves y edificios, la instalación no supone una alteración notable del día a día de los que viven y trabajan en el inmueble. 
Las instalaciones se caracterizan por su durabilidad, teniendo una vida media de 40 años, ya que todos los componentes son extraordinariamente resistentes a la climatología. El mantenimiento es un sencillo servicio anual donde se revisan y comprueban que todos los componentes continúan funcionando correctamente, además la mayoría de sistemas nuevos incorporan una aplicación para móvil donde puedes hacer un seguimiento de cómo están funcionando tu instalación y conocer si hay algún problema. 

Apostar por la energía solar significa dejar la red eléctrica de siempre
Hacer una instalación de fotovoltaica en tu vivienda o empresa no implicar tener que desconectarte completamente de la red eléctrica convencional. Puedes hacerlo, pero por lo general la mayoría de las instalaciones de autoconsumo tienen como objetivo depender menos de la red, de manera que mientras podamos servirnos de la energía que produzcan nuestros paneles, no tendremos que recurrir al consumo de la red eléctrica.
 

¡Comparte!